Piden implicar a los Departamentos de Criminología de las Universidades en la lucha contra la violencia de género

Sección:

El director de Criminología de la UDIMA, Abel González, comparece en el Congreso-

El director del Departamento de Criminología de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y presidente de la Federación de Asociaciones de Criminólogos de España (FACE), el doctor Abel González, pidió este martes en el Congreso de los Diputados que el Gobierno favorezca la implicación de los Departamentos de Criminología de las Universidades en las que se cursa esta titulación, en la lucha contra la violencia de género.

González compareció en la Subcomisión para un Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, a instancias de la misma, en la que reclamará que “se tengan en cuenta los conocimientos criminológicos en la prevención e intervención” contra esta lacra social, lo que, a su juicio, se puede conseguir mediante la participación activa de las Universidades donde se imparten conocimientos sobre Criminología.

En su comparecencia, a la que tuvo acceso UDIMA Media, concretó que ello sería viable a través de la creación de una red internacional de investigación en la materia patrocinada por la Administración “y, sobre todo, en la potenciación del empleo de criminólogos en diferentes áreas de la administración o de las asociaciones, fundaciones y empresas que colaboran con la administración en la lucha contra este fenómeno criminológico”.

Para el profesor de la UDIMA, los criminólogos pueden incidir, de manera especial, en la prevención temprana, mediante la implementación y evaluación científica de programas efectivos en centros educativos. Del mismo modo, propone la creación de un banco de buenas prácticas en el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas.

Pero también el análisis y evaluación de las campañas generales en los medios de comunicación, así como del tratamiento del problema que se hace en ellos. Usará como ejemplo la campaña de ‘Tolerancia Cero’, que, en su opinión, “según el conocimiento criminológico, no puede ser efectiva porque activa factores de riesgo en los agresores asociados a las carencias de apoyos prosociales”.

González hiló con la idoneidad de afrontar lo que llamo prevención secundaria, fundada en la detección de necesidades en puntos de violencia de género, evaluación y gestión del riesgo de violencia en las víctimas que se acercan a cualquier punto de información o atención del sistema (sanitario, servicios sociales, etc.), e inclusión de un criminólogo para esta evaluación. Así mismo, cree conveniente en este marco la evaluación de los planes preventivos a nivel autonómico y nacional y la creación de un grupo de estudio con la unión de Administración, Universidades y Sociedades Científicas.

En tercer lugar, se refirió al tratamiento de los agresores, y en particular a los esfuerzos precisos por que no reincidan; en este sentido, defiende la mejora del tratamiento de los agresores, “sobre todo en medio abierto”, y la potenciación de las medidas para preparar la reentrada en sociedad de aquellos que estén encarcelados. “La investigación”, dijo, “ha demostrado que es más efectiva la intervención con maltratadores en medio abierto y desde una perspectiva holística, es decir, tratando personalmente y ambientalmente el problema”.

Es fin primordial para González, en su doble condición de profesor de Criminología y máximo representante de la FACE, la implementación de pautas específicas para evitar la revictimización, en función de la evaluación de la misma, a través del contacto de un criminólogo con las víctimas, sobre todo en las oficinas de atención a víctimas de delitos y en las Unidades Forenses de Valoración Integral.

También abordó la oportunidad de reforzar las herramientas jurídicas, para lo cual estimó necesaria la incorporación de un criminólogo en la plantilla de los Juzgados de Violencia: “Puede ser interesante la implementación de la obligatoriedad del informe criminológico de valoración del riesgo y orientación de medidas para los casos de violencia de género dirigido a los Fiscales para que tengan mayor información en los juicios rápidos, al igual que se está haciendo en el caso de la delincuencia vial”, agregó al respecto.

Por último, reclamó por parte de los cuerpos policiales formación específica en el ámbito de la evaluación del riesgo y el uso de policías titulados en Criminología para la realización de funciones de análisis y gestión del riesgo de violencia en víctimas y agresores en un primer momento.

OBJETIVOS DE LA SUBCOMISIÓN

La Subcomisión para un Pacto de Estado en materia de Violencia de Género (154/2), se creó en el seno de la Comisión de Igualdad, por acuerdo del Pleno del Congreso de los Diputados del día 21 de diciembre de 2016. Supone un órgano de trabajo parlamentario integrado por once diputados titulares y nueve suplentes.

Para cumplir su cometido, recaba la información y documentación que precise de las Administraciones Públicas competentes y pide la comparecencia de miembros de las Administraciones Públicas ante la misma, así como de las autoridades y funcionarios públicos y la de todos los agentes del sector, asociaciones y organizaciones competentes en la materia, que le permita evaluar globalmente las posibles medidas a plantear en el informe final.

La Comisión de Igualdad, en su última fase, tendrá por objeto elaborar un informe en el que se identificarán y analizarán los problemas que impiden avanzar en la erradicación de las diferentes formas de violencia de género, y que contendrá un conjunto de propuestas de actuación entre las que se incluirán específicamente las principales reformas que deberán acometerse para dar cumplimiento efectivo a ese fin, así como a las recomendaciones de los organismos internacionales, ONU y Convenio de Estambul.