La UDIMA, más 'renovable' que nunca

Sección:

Durante los meses de enero y febrero se han llevado a cabo diferentes actuaciones para la puesta en marcha de las instalaciones solar térmica y solar fotovoltaica ubicadas en la cubierta de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), cuyo campus se ubica en la madrileña localidad de Collado Villalba. La empresa encargada de estas actuaciones ha sido Setolazar Energía y Medioambiente S.L., uno de cuyos socios es el profesor Adolfo Núñez Sarompas, que actualmente imparte la asignatura de 'Biomasa. Biocombustibles' en el Máster de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la UDIMA.

La instalación solar térmica se compone de un circuito primario y otro secundario. El circuito primario tiene 14 colectores de 20 tubos de vacío cada uno de circulación directa, configurados en 7 series de dos colectores en paralelo. El sistema de disipación de calor, se realiza mediante bypass de enfriamiento habilitado por una válvula de 3 vías motorizada y aerotermo.

También se compone de un circuito hidráulico y 2 bombas de recirculación (de 0,9 Kw c/u, una en operación y otra de respaldo). El Circuito secundario cuenta con la instalación hidráulica con un intercambiador de 15 Kw, dos acumuladores de 1.000 litros cada uno y el sistema de distribución ACS. Además, se cuenta con el apoyo de energía convencional, mediante 8 acumuladores de 50 litros de capacidad y 1200 W de potencia. La instalación solar fotovoltaica está formada por 81 módulos fotovoltaicos de 220 Wp, 3 Inversores de 5 KW, tres transformadores de aislamiento y la conexión subterránea a red de BT.

Las actuaciones llevadas a cabo en la instalación solar térmica han servido para analizar las necesidades reales de Agua Caliente Sanitaria (ACS) en la UDIMA, de manera que únicamente se hacen necesarios 6 captadores en servicio que garantizarán las aportaciones mínimas Agua Caliente Sanitaria (ACS) al edificio de la Universidad. La instalación existente se ha dimensionado para un consumo equivalente de 150 personas a 3 litros por persona y día (este dato es mucho más realista conforme a la ocupación actual y a medio plazo de sus instalaciones).

En cuanto a las principales actuaciones llevadas a cabo en la instalación solar fotovoltaica, se han limpiado los módulos fotovoltaicos, cambiado la tarjeta de comunicación de los inversores, y se ha completado el cableado desde el cuadro situado anexo a los inversores hasta el cuadro general de la cubierta. La producción pico de la instalación fotovoltaica aún no se ha podido comprobar, pero en un día nublado se ha llegado a registrar una producción de 3.680 W por inversor, lo que supone un valor aceptable de generación de las instalaciones puesta en servicio, según informa la profesora Guiomar Bermejo.

 

Galería de imágenes